El EMDR son las siglas inglesas de Eye Movement Desensibilization and Reprocessing, cuyo significado en español es Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares.

La terapia EMDR está avalada por la Organización Mundial de la Salud y las Guías Clínicas Internacionales para el tratamiento del trauma. Se basa en la comprensión del efecto de las experiencias vitales adversas y traumáticas sobre la patología y en el procesamiento de dichas experiencias a través de procedimientos estructurados que incluyen movimientos oculares u otras formas de estimulación bilateral. Su aplicación se ha extendido a un amplio rango de problemas clínicos.

problemas psicológicos

¿Qué es un trauma?

La palabra trauma deriva del griego y significa “herida”. El trauma es una “herida psicológica” que puede ser provocada por diferentes situaciones. Por ejemplo, cuando oímos hablar de traumas lo asociamos a problemas originados por grandes desastres naturales o aquellos causados por el hombre, como guerras, accidentes, abusos, etc. Los especialistas los denominamos Traumas con “T” por la gran magnitud de sus causas. También existe otra categoría de traumas con “t”, cuyo origen está relacionado con hechos, aparentemente, de menor importancia. Como por ejemplo: desprotección, humillación, cambio de roles en la familia, etc.

¿En qué consiste la Terapia EMDR?

Es un abordaje terapéutico centrado en la persona, que trabaja con su propio sistema de procesamiento cerebral.

Cuando se vive un suceso traumático, se experimentan emociones muy intensas y desagradables (estrés, miedo, etc.) que pueden bloquear el procesamiento de la situación y, por consiguiente, no se archivaría la información de forma adecuada.

En el proceso con EMDR, el psicólogo trabaja con la persona para identificar un problema específico que será el foco del tratamiento. La persona describe el incidente traumático, a partir del cual es ayudado para que seleccione los aspectos más importantes de dicho incidente. Mientras la persona hace movimientos oculares (o cualquier otra estimulación bilateral) le vienen a la mente otras partes del recuerdo traumático u otros recuerdos. El terapeuta interrumpe los movimientos oculares cada tanto para asegurarse que la persona esté procesando adecuadamente.

La estimulación bilateral puede ser:

  • Visual: la pesona mueve los ojos de un lado al otro guiado por el psicólogo
  • Auditiva: la pesona escucha sonidos alternados en ambos oídos
  • Kinestésica: el profesional golpetea suavemente y en forma alternada sobre las manos o los hombros de la persona. Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional.

El psicólogo guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La meta es que la persona procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una “resolución adaptativa”.

¿Por qué las personas responden tan bien al EMDR?

Este abordaje terapéutico provoca cambios reales en la actividad neuronal de las redes de nuestro cerebro.  Estos cambios podemos observarlos gracias a las técnicas de neuroimagen.

La Terapia EMDR en Málaga es un abordaje centrado en la persona que permite que el terapeuta estimule los mecanismos de curación inherentes al propio sujeto. Pone en marcha un sistema de procesamiento de información del cerebro. El modelo EMDR toma en cuenta los componentes fisiológicos de las dificultades emocionales. El método de EMDR enfoca directamente estas sensaciones físicas además de las creencias negativas y estados emocionales de los síntomas que perturban a la persona

Además, los cambios con EMDR son rápidos y duraderos, por lo que utilizando este método podemos acortar los tratamientos.

¿Qué consigue la Terapia EMDR?

Con el uso de la estimulación bilateral, comentada anteriormente, logramos la desensibilización de las situaciones traumáticas al producir una sincronización de los hemisferios cerebrales. Esto provoca el reprocesamiento de la información y la desaparición de la sintomatología.

El objetivo es que la persona procese la información sobre el incidente traumático, llevándole a una “resolución adaptativa”, es decir, una reducción de los síntomas, un cambio en las creencias y la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

Terapia EMDR en Auria Psicología.

En Auria Psicología utilizamos EMDR y podemos ayudarte a reprocesar adecuadamente estos eventos traumáticos, logrando reducir tu malestar y recuperar tu rutina.  Nuestra amplia experiencia combinada con la pasión y vocación por nuestra profesión nos lleva a buscar continuamente las mejores soluciones para todos. Conseguir el bienestar y mejorar la calidad de vida de cada persona que nos visita es nuestro mayor objetivo y la razón de ser de nuestro centro de psicología en Málaga.  Infórmate sobre nuestras terapias online o presenciales.